A tres metros sobre el cielo tengo ganas de ti


El pelo le cayó sobre la frente, sobre sus ojos, mi alma.
Saben que nunca han de encontrar.
Yo no tengo la culpa de mis manos: es ella.Ni son tus muslos duros como el día, ni tus rodillas de marfil al fuego, ni tus pies diminutos y sangrantes, ni tu olor, ni tu pelo.Es que tu sangre y la mía se encienden a el corte ingles regalos ella diferentes horas?Amor, todos los días.Ahora vuelve el sol a dejarnos.Estoy arruinado de mis huesos, todo es pesadumbre.Sitio de amor, lugar en que he vivido.Algo sobre la muerte del Mayor Sabines: Mi padre nació, creo, en una ciudad que se llama Sacbin, cerca de Beirut.
Aunque escribió sus primeros poemas antes de los dieciocho años, fue allí en la universidad donde publicó «Horal» a la edad de veintitrés años.
El día El llanto fracasado Entonces se enviaban suspiros en las rosas.
Autor: A Tres Metros Sobre el Cielo.Puedes escucharlo leyendo a Neruda en: De viva voz Puedes escuchar al poeta en: La voz de los poetas Volver a: A media voz Volver a: Índice A-K Volver a: Poesía sensual Pulsa aquí para recomendar esta página Adán y Eva 1 Estábamos.En un estanque, luz en agua.Dónde comprar este Libro?Federico Moccia publicó la novela en 2017.Amo tus canas, tu mentón austero, tu boca firme y tu mirada abierta, tu pecho vasto y sólido y certero.Codiciada, prohibida, cercana estás, a un paso, hechicera.Nadie puede quererte, serpiente, porque no tienes amor, porque estás seca como la paja seca y no das fruto.





Soy como el hijo de tus ojos, como una gota de tus ojos soy.
Y como nos queremos entonces en la risa de hallarnos solos en el amor prohibido!

Sitemap