Regalan lamborghini a sacerdotee


Los medios la bautizaron como la cruz comunista.
La semana pasada, Francisco había dicho a los obispos chilenos que el Vaticano estaba tan preocupado por los efectos del escándalo que tenía previsto pedir a Barros y otros dos obispos formados por Karadima que renunciaran y se tomaran un año sabático.
Ya antes, un colegio jesuita había regalado un drone con los colores de la bandera del Vaticano.
Los líderes de la iglesia chilena confiaban en que el Vaticano diera su veredicto no querían ser ellos los que acusaran a Karadima.Las víctimas dicen que el obispo Juan Barros conocía los abusos pero no hizo nada, una acusación que Barros rechaza.Le puede interesar: Regalan al papa un Lamborghini valorado en más de 200 cuantas calorias consumir para ganar masa muscular mil dólares.Un sondeo reciente de Latinobarómetro, una respetada encuestadora regional, concluyó que Chile es el país con menos aprecio por el primer papa latinoamericano de la historia, en comparación con otros 18 países de América Central y del Sur.También se ayudará a víctimas femeninas del tráfico humano y prostitución forzada y a dos grupos italianos que brindan servicios médicos en África central.El caso Karadima creó una herida atroz, dijo el embajador de Chile ante la Santa Sede, Mariano Fernández Amunategui.La iglesia de Chile aún debe recuperar su credibilidad luego del escándalo sobre Karadima, el sacerdote pedófilo más notorio de Chile.
En agosto de 2016, el fundador de Facebook, Mark Zuckerberg, regaló al jerarca un drone de energía solar modelo de Aquila a escala.El auto le fue obsequiado por el sacerdote Renzo Zocca, de 70 años, quien lo utilizó cuando fue párroco en Verona.Francisco llega a un país donde en torno al 60 por ciento de la gente se declara católica, pero la Iglesia ha perdido la influencia y autoridad moral de las que disfrutó debido a escándalos sexuales, a la secularización y a un clero desconectado.Él y otros dentro del Vaticano hablan abiertamente de una Iglesia chilena en crisis como resultado, una llamativa admisión del precio que se ha cobrado el escándalo en una Iglesia con tanta influencia política que ayudó a frenar las leyes que legalizaban el divorcio.Forma parte del proyecto de Zuckerberg para llevar internet a las zonas más pobres.Pero el plan se truncó y Francisco siguió adelante con el nombramiento de Barros a Osorno, donde la controversia ha causado una agria división.Se trata de 12 mil personas de las comunidades sirio-católicas, sirio-ortodoxas y caldeas.Lo recaudado se entregará al Pontífice y él lo utilizará para ayudar a los necesitados.




Sitemap